¿Y esto qué es?

¿Cómo?, ¿Dónde?, ¿Quién?, ¿Por qué?, ¿¿¿ Lo qué???

Esto es un blog donde escribo sobre mis viajes y percepciones del mundo, sobre curiosidades, sensaciones, personas, lugares, historias, anécdotas y cualquier otra cosa que se me ocurra. Osea, una ensalada mixta de reflexiones y acciones previas y posteriores a abrir la puerta de la jaula para irme por ahí.

Yo creo que a la vida hay que mirarla como a los libros de “Buscando a Wally”. Cada hoja del libro muestra una escena  en la que se ven muchas personas en diferentes circunstancias. Detenerse a observarlas es la única forma de encontrar a Wally, un tipo flaquito, de anteojos, que viste una remera rayada blanca y roja. Wally está perdido en un mar de cientos de situaciones.

Siempre disfrute de este juego. En medio de la búsqueda de Wally, uno puede mirar todas las cosas que están pasando simultáneamente: cosas graciosas, tristes, raras, comunes, historias, … cosas de la vida. No sé quién ni qué es Wally, ni por qué lo estoy buscando, pero en el camino voy aprendiendo. Si uno se detiene a mirar, ve cosas que no percibe cuando solo ve superficialmente. 

No tengo un talento especial. Solo soy apasionadamente curioso. Albert Einsten (algo teníamos en común).
No tengo un talento especial. Solo soy apasionadamente curioso. Albert Einstein (algo teníamos en común).

Probablemente los viajes sean sólo la excusa para centrarse en los pequeños aspectos del mundo que permiten la fascinación por la vida cada día. El protagonismo no será de los grandes y espectaculares trayectos, si no de esos detalles, aquí y allá.

Citando una de las acepciones del término “Libertad” del Diccionario de filosofía abreviado de José Ferrater Mora, sabemos que “aunque se reconozca que todo individuo es miembro de una comunidad y se debe a ella, normalmente se le permite abandonar por un tiempo su “neg-ocio” para consagrarse al “ocio”, que no es forzosamente negación de toda actividad sino “estudio” que le permite cultivar mejor su propia personalidad.”

A este “ocio” me entrego en este blog.

Me pongo en modo de aprendiz y decido salir de viajera a la vida misma, a absorber todo lo que esté disponible y a buscar lo que está escondido, a acumular información, pero también desglosarla y analizarla, a intentar saciar mi constante curiosidad, a incorporar lo útil y desechar lo inútil, a aprender de todas las experiencias, más allá de los nobles libros, a admirar la belleza y observar lo que la opaca, a derribar todo lo que creo que es y a hacer que mis verdades se conviertan en verdades propias, ¡a vivir!